Main menu:

Sobre Jotosos

Uchuraccay, crimen impune

César Lévano, La Primera, 26 de enero del 2012
Razón Social cesar.levano@diariolaprimeraperu.com
Hace 29 años fueron asesinados nueve periodistas en las alturas de Uchuraccay, en Huanta, Ayacucho. Una de las secuelas espantosas de ese crimen impune es que decenas de campesinos de esa aldea y varios testigos centrales, incluidos choferes, hallaron muerte misteriosa. Alguien con poder –y con armas y con uniforme– guió minuciosamente la mano de la muerte.
De las nueve víctimas del 26 de enero de 1983 tres eran periodistas del diario Marka, en que yo era redactor principal: Eduardo de la Piniella, joven y combativo militante de la nueva izquierda era redactor de política; Pedro Sánchez, fotógrafo, Félix Gavilán, corresponsal en Huamanga.

El asesinado más joven fue Víctor Mendívil, de apenas 22 años de edad.

Cuando se produjo la matanza, las fuentes militares aseguraron que los campesinos de Uchuraccay habían matado a los periodistas porque estos tenían una bandera roja. Fue una mentira canallesca. Los únicos izquierdistas del grupo eran de la Piniella y Mendívil.

Como cualquier otro periodista de Marka, puedo asegurar que ninguno de los mártires comulgaba con cualquier bando extremista. Más aún, repudiaban a Sendero Luminoso. De la Piniella era un izquierdista que polemizaba con los camaradas comunistas.

Los periodistas habían partido en misión periodística importante: Días atrás se había producido en Huaychao, comunidad vecina de Uchuraccay, una matanza de supuestos senderistas, y ellos iban a investigar. Escribí en esos días: “Buscaban la verdad, encontraron la muerte”.

Hay en el Perú un conflicto cultural, además del social y económico. Ese hecho se refleja en la ignorancia del sector mestizo respecto a la lengua, la psicología, los hábitos del sector andino. Por eso, cuando el gobierno de Fernando Belaunde envió a Uchuraccay una comisión investigadora presidida por Mario Vargas Llosa, los comisionados no pudieron penetrar en la verdad de los hechos. Creyeron ellos que los campesinos habían confundido el equipo fotográfico con armas.

Recuerdo que en esa época me llamó desde Huamanga una profesora que había enseñado durante años en Uchuraccay. Ella me explicó que los pobladores no eran indios primitivos, sino que estudiaban por lo menos primaria, y conocían de cámaras fotográficas.

Lo cierto es que, 29 años después, la verdad sobre Uchuraccay aún no se ha desvelado.

Se puede asegurar que el crimen fue un acto simbólico de la guerra sucia. El año en que se produce vio el inicio de una represión sanguinaria y sin escrúpulos. Los abusos hicieron crecer a Sendero Luminoso. La persecución contribuyó a que el senderismo se extendiera más allá de Ayacucho.

Los mártires de Uchuraccay siguen sepultados en las mentiras oficiales y los socavones de la injusticia. Los familiares, igual que los periodistas honestos, condenan la impunidad.

 

PCP expresa profundo pesar por el sensible fallecimiento del cc. Teódulo Hernández Valle

El Comité Central del Partido Comunista Peruano tiene el penoso deber de comunicar el sensible fallecimiento del c. TEODULO HERNANDEZ VALLE acaecido el día de hoy  viernes 20 de enero de 2012  a las 12.00 horas  en el Hospital Antonio Escarbonja (EsSalud) de la ciudad de Pisco. Su muerte se produce luego de una larga y penosa enfermedad que lo mantuvo en cama varios meses.

Los  restos del camarada Teódulo serán velados en el domicilio de su familia,  Calle Jorge Basadre Nº 205, Pisco, y el sepelio será en el Cementerio General de Pisco el  domingo 22 a horas 10.00 a.m.

Permanente luchador en defensa de los trabajadores, ocupó el cargo de Secretario General de la CGTP luego que el c. Pedro Huilca fuera vilmente asesinado en diciembre de 1992 durante la dictadura de Fujimori-Montesinos. En reconocimiento a su labor dirigencial, Teódulo Hernández, cariñosamente conocido como “Lolo”, fue electo responsable de la Federación Regional de Trabajadores de Ica –FERTI, de la CGTP-Pisco y del Comité de Lucha por los Intereses de Pisco, colectivo que demanda la atención del Estado a las víctimas del terremoto del 2007, actividad que realizaba hasta días antes de su postración en cama.

El Comité Central del Partido Comunista Peruano, organización política fundada por el Amauta José Carlos Mariátegui a la que Teódulo Hernández se adhirió desde su años juveniles, inclina sus banderas de lucha para rendir homenaje a uno de sus más queridos militantes, miembro del Comité Central, habiéndose desempeñado además como dirigente de la juventud Comunista Peruana, del Comité Provincial de Pìsco  y del Comité Regional de Ica.

Nuestro sentido pésame a su esposa, hijos y a todos sus familiares. En igual forma expresamos nuestras condolencias al Comité Provincial del PCP en Pisco y al Comité Regional del PCP-Ica.

¡¡HASTA SIEMPRE C. TEODULO HERNANDEZ!!

¡¡CUANDO UN REVOLUCIONARIO MUERE NUNCA MUERE!!

Lima, 20 de enero 2012.

Comité Central del Partido Comunista Peruano

Condolencias a: e-mail: teodulowill@hotmail.com

Ultima actualización ( Sábado 21 de Enero de 2012 15:36 )

 

 

 

De la revista „Der Spiegel“  No. 52 del 23 de diciembre de 2011, p. 28 – 30
ENSAYO
Regreso de los viles
Sobre la relación de democracia y capitalismo
De Dirk Kurbjuweit
Porque el rey bélgico Leopold II quería ser muy rico, permitió que se chicotee a la gente. La Conferencia de Berlín del 1885 le había entregado la responsabilidad para el Estado Libre del Congo. En los bosques había caucho, y con caucho se podía ganar mucho dinero en aquel entonces. Los esbirros de Leopold obligaron a los varones de los pueblos a colectar la materia prima para la goma, les imponían cuotas inhumanas, a las familias les encerraron en Maisons d’Otages, casas de rehenes, mientras los varones estaban en los bosques. Quien no cumplía con sus cuotas o prestaba resistencia fue chicoteado, mutilado o matado.
El rey y el Congo aparecen en dos libros que fueron publicados en el año presente en Alemania. El nobel peruano Mario Vargas Llosa describió los acontecimientos horrorosos en su novela  “El sueño del celta”. Y la historiadora estadounidense Joyce Appleby lo menciona en su libro “La revolución despiadada. Una historia del capitalismo” que abarca en su libro del siglo XV hasta la crisis financiera.
Los esbirros de Leopold no tienen nada que hacer con los actores de los mercados financieros de hoy. Los hombres de las finanzas físicamente no le hacen daño ni a una mosca. Y aún la historia del Estado Libre de Congo ayuda a entender lo que sucede hoy en día. Lo que hizo Leopold está en total contradicción a la esencia de la democracia, pero no hay contradicción a la esencia del capitalismo.
El mundo occidental vivía en la segunda mitad del siglo XX en una ilusión. Mucha gente creía que democracia y capitalismo siempre iban juntos, que sean como dos compañeros naturales porque los dos se basaban en la libertad. Por eso, el choque es tan grande que a los mercados financieros no les importa qué sirve al bienestar de los países democráticos y de las sociedades en Europa. Con especulaciones desmedida llevaron al mundo a una crisis financiera, y en la crisis por endeudamiento que le seguía no son cooperativos, no son interesados en el bien común, sino únicamente actuan en el sentido de sus balances. Las agencias de rating les hacen imposible la vida a los países, los bancos se muestran tan oponentes que la política no puede imponer más cortes de deudas con participación de acreedores privados, y los banqueros de inversiones siguen especulando como siempre.
Democracia y capitalismo no trabajan junto en la crisis financiera sino uno contra el otro. Si uno mira más al fondo no es de sorpresa.
El principio básico de la democracia es la igualdad. El hombre es ciudadano, entonces soberano, cada voto cuenta igual, cada uno vale igual ante la ley. Un soberano puede reclamar de ser libre y vivir en dignidad. De éso parten demandas sociales. Quien vive en la miseria, no vive en dignidad. Un soberano también puede reclamar de ser tratado en forma digna. Quien es humillado tampoco vive en dignidad. Por eso, a la democracia pretenece la moral, en la mayoría de las veces una cristiana-ilustrada. Ésta pone normas para lo que es soportable para el soberano y lo que no lo es.
Democracias que toman en serio a sus principios básicos, tienen que velar por estandares sociales y legales. Puede ser que haya inigualdad en lo financiero/económico. Pero si ésta se agranda demasiado y los ricos pueden obtenerse privilegios, también la igualdad política está en peligro. Con una frase: una democracia debe velar por el bien de todos los humanos.
El principio básico del capitalismo es la competencia, entonces el afán por la diferencia, por la inigualdad. Se trata del afán por el más para el particular, aquel que quiere tener más que ayer, más que los otros. El capitalismo no tiene reglas, no tiene constitución, se compone de innumerables decisiones de personas que actuan en forma económica. De sus buenas decisiones todos sacan provecho, con éso el capitalismo crea el bienestar de muchos. Las decisiones malas e viles pueden ser destructivas.
Entonces, democracia y capitalismo tienen una intersección de conjuntos bastante pequeña. De las libertades, el capitalismo necesita a la libertad de la propiedad y del actuar económico. Necesita del Estado de derecho un marco confiable para los negocios. Las exigencias morales a cambio pueden ser molestoso igual como los esfuerzos/las aspiraciones para que las desigualdades no se desbordeen.
Cuando el capitalismo se desarrollaba, no requería de la democracia, ni la había. Joyce Appleby empieza su historia del capitalismo con la explotación de las colonias y el negocio de esclavos en la Edad Moderna temprana. El capitalismo joven se mostraba como un evento vil, que aceptó/toleró la miseria y la muerte de masas para las ganancias. Los compañeros del capitalismo eran las monarquías, o los monarcas mismos eran los capitalistas.
La revolución industrial que le dió un verdadero empujón al capitalismo, se desarrollaba en el siglo XVIII en Inglaterra. El reino de ese entonces era lejos de ser una democracia impecable, pero acá, el liberalismo se fijó en muchas cabezas, la ideología de la libertad económia, al principio especialmente la libertad a la propiedad. El filósofo John Locke escribió que la razón principal por la cual la gente se juntara en un Estado sería “el mantenimiento de su propiedad”. En cambio, la moral no importaba mucho. A parte de las colonias, se explotaba ahora también a los trabajadores industriales.
En el año 1900, es decir antes de los grandes cambios políticos de la época moderna, el capitalismo tenía sus bastiones más fuertes en los Estados Unidos de América y en el Imperio Alemán, entonces en una democracia y una monarquía constitucional. En ambos sistemas, los empresarios encontraron condiciones parecidamente buenas, libertades económicas, protección legal y de patentes, estabilidad, seguridad. Carnegie y Rockefeller fundaron imperios económicos en América, Krupp y Siemens en Alemania.
La comparición muestra que el capitalismo no necesita a un sistema específico. Prosperó en la democracia e igual en la monarquía constitucional. Y desarrollaba las mismas fuerzas opuestas. Sigue la explotación pero los límites se hicieron más estrechos porque la clase obrera poco a poco se convertía en un poder, organizada por sindicatos y socialdemócratas. El fantasma de la revolución se puso en las cabezas, el miedo a ésto proporcionó una cierta medida de benevolencia.
Pero aún había al capitalismo vil. Sobrevivió especialmente en las zonas/áreas sin derecho(s)/libres de derecho(s), por ejemplo en el Congo. Condiciones parecidas había en ese entonces en la Amazonía, también por la codicia por el caucho.
Cuando en 1914 estalló la Primera Guerra Mundial, en el frente oeste, se enfrentaron el capitalismo democrático y el capitalismo monarquico. Vencieron los demócratas porque disponían de los mayores recursos.
En la República de Weimar, empresarios como Alfred Hugenberg participaron en derrogar a la democracia. Más tarde, grandes partes de la economía alemana explotaban a trabajadores forzados/personas obligadas a trabajar a la fuerza o participaron en la “eliminación a través del trabajo” de los judíos. Alfried Krupp von Bohlen y Halbach fue condenado en los Procesos de Núremberg también porque permitió “trabajo de esclavos” y se fundó a los orígenes del capitalismo.
En el año 1945, a nadie se hubiese ocurrido que el capitalismo pertenece a la democracia o incluso al lado de los buenos en la historia. “El sistema capitalismo de la economía no correspondió a los intereses vitalícias/existenciales estatales y sociales del pueblo alemán” escribe el partido CDU en su Programa de Ahlen del año 1947. Pero después, la Unión Soviética se convirtió en potencia mundial y cayó la cortina de hierro. La democracia y el capitalismo se sentían amenazados igualmente.
El capitalismo estaba en una nueva situación. Ya no tenía una alternativa fuerte a/contra la democracia y tenía que temer al comunismo. Qué más quedó que hacer una alianza/un pacto con las democracias y someterse mayormente a sus condiciones. La época de la posguerra empezó con una socialdemocratización de amplias partes de Europa, incluso en Gran Bretaña.
Aunque en la República Federal [de Alemania] gobernaba mucho tiempo el partido CDU, se desarrollaba con las empresas al “capitalismo renano”, que era una capitalismo domado por la socialdemocracia. La política y la economía velaban a que el bienestar se repartiera relativamente por igual, que la participación y el ascenso eran posibles. Para que los ciudadanos federales no desarrollaran una nostalgia por los nazis, ni tampoco ninguna ansia/ansiedad por el Este. Allá, tras el muro, era la alternativa. Aunque no pareció muy atractiva, sí era una alternativa, que amedrentó a un montón de gente en la política y la economía.
Por eso, el capitalismo renano era una alianza de seguridad hacia a dentro. No hubo contrato, pero sí el firme propósito de estar unidos. La economía tenía un fuerte interés en una población contenta y en un estado estable que pueda resistir a la amenaza del Este. El capitalismo vil se redujo a tamaño de nicho.
Si en ese entonces hubiese habido al Euro y la Unión Europea se hubiese resbalado a una crisis financiera y de existencia, la economía financiera se habría comportado en forma diferente. Hubiese hecho mucho para que ningún país saliera y llegara bajo la influencia de la Unión Soviética, mucho para que la UE no se deshaga/desmoronara/desmenuzara como elemento estructural/estructura elemental del mundo capitalista-occidental.
Hoy en día ya no existe más el muro, por suerte, pero por eso el capitalismo juega un rol totalmente diferente que entonces. Está liberado de su peor/mayor miedo: de ser arrollado por el socialismo bajo la pérdida de sus derechos de propiedad. Por eso ya no necesita a los países democráticos para su seguridad. Además, a los ciudadanos les falta una clara alternativa para las ansias por otro sistema, el socialismo fracasó, un tercer camino actualmente está fuera de la realidad.
En cambio el capitalismo tiene otra vez fuertes alternativas a la democracia, que son países autoritarios como China, Vietnam, Rusia, Kazajstán, que aún no ofrecen sistemas legales elaborados pero no detienen/obstaculizan/paran al capitalismo con muchos conceptos morales. Nuevamente puede ser vil, puede explotar a millones de temporeros/trabajadores migratorios chinos, puede fabricar mercancías para el mundo acomodado/adinerado bajo condiciones infrahumanas para que los precios queden bajos.
Además, también el capitalismo se cambió. Antes fue dominado por empresas productoras, empresas como Krupp, Siemens, Daimler-Benz, Bosch, Volkswagen. Tienen plantillas/planteles que llegan a ser cientos de miles, ellos representan a la población de Alemania, son parte de la sociedad. La gerencia tiene que tratar de más o menos armonizar/conpatibilizar los intereses de la empresa con los intereses de la sociedad, sino actuará en contra de partes esenciales de su propia plantilla/propio plantel.
En el capitalismo libre de miedo, los institutos financieros ganaron más influencia. La red de sucursales de los bancos donde aún trabaja mucha gente en contacto con la población se les hizo espeso. Las partes esenciales de sus plantillas/planteles son ahora los negociantes/vendedores, hombres y mujeres que se crearon un mundo paralelo en el cual comercian sin sentido ninguno a productos financieros guiados únicamente por la codicia. La palabra de esta gente es un gran Me Da Lo Mismo. Me da lo mismo qué pasa con el mundo, lo principal es que mi gratificación que quede en rango de siete dígitos [de euros o dólares].
También éso es capitalismo vil. Deja a la gente físicamente ilesa, no explota a colonias o obreros, aún así actua igual sin moral, sin consideración al bien común, a la democracia. No tiene contrapoder por parte de los sindicatos, no tiene miedo ante el socialismo, sigue en forma decidida el camino de la ganancia y si en eso destruye a todo – no importa.
El capitalismo, ésto lo muestra la historia, usa las posibilidades que se le presentan. No puede desarrollar por si mismo a límites porque no tiene constitución ni un fundamento moral como la imagen humana cristiana-ilustrada. Si no se le pone límites, tiene una inclinación /propensión hacia la vileza/ruindad. Esto cayó al olvido en la época de la posguerra, en cincuenta años moderados.
Las democracias occidentales, por ejemplo Francia, Gran Bretaña y los Estados Unidos, en ocasiones mostraron ellos mismo vileza en su historia, explotaron a colonias, apoyaron a la esclavitud o hicieron/llevaron guerras crueles. Pero son capaces a hacer autocrítica y depuración.
Era un gran error de las democracias de congraciarse con el capitalismo, de aflojar las riendas. Ya en los años ochenta, Ronald Reagan y Margaret Thatcher permitieron un capitalismo aumentado en los EE.UU. y Gran Bretaña, respectivamente. El gobierno federal en la coalición de los partidos SPD y los Verdes seguía a/en este camino a comienzo del nuevo milenio liberalizando a los mercados financieros. Y casi todas la democracias pusieron en manos de los capitalistas viles por su política excesiva de endeudamiento. De éso tienen que salir.
El problema es, que el capitalismo tiene alternativas a la democracia pero que la democracia no tiene alternativas al capitalismo. El socialismo tiene que limitar drasticamente a las libertades para que pueda vivir, y aún así solo vive un par de décadas, tal como fue mostrado. Pero también el capitalismo destruye a las democracias si se comporta como últimamente. Porque la política tiene problemas/dificultades de superar la crisis y haciéndolo se separa de los ciudadanos que no entienden por qué se sigue ayudando a los bancos cuando los bancos por sus sectores/ramas/secciones viles son una gran parte del problema.
¿Cómo se puede solucionarlo? De ninguna manera de tal forma que las democracias europeas compitan con los países autoritarios por la mayor liberalidad económica. Porque con ésto dejarían/abandonarían a su base moral y su dignidad, y a largo plazo a su existencia. Además, no se puede ganar nada en eso, los otros siempre pueden ir un poco más allá en la liberalidad. No, las democracias tiene que enrumbar justamente el otro camino. Solo pueden permitir al capitalismo que pueden aguantar/soportar/tolerar, tienen que imponer reglas, tienen que limitar a la codicia, por ejemplo a través de un impuesto a las transacciones y una regulación más estricta de los bancos. Y si los americanos y los britanicos no quieren acompañarlos en este camino: qué pena, pués entonces no.
Con ésto no se abandonará/dejará al capitalismo en Europa. Las democracias tendrán que cortejar a las empresas que quieran adaptarse/integrarse a sus reglas. A éstas les pueden ofrecer un montón: estabilidad, seguridad, pacifismo/pacificidad, una conciencia creciente por la protección del medio ambiente y una población bien educada/formada y productiva/eficiente.
Por eso, las democracias europeas muy seguros de ellos mismos pueden iniciar la competencia de sistemas de una nueva época: capitalismo democrático contra el vil.